domingo, 11 de marzo de 2012

Penny Lane is in my ears and in my eyes...

Suena de fondo una canción de los Beatles, y entre beso y beso sólo llegan notas del bajo de McCartney...

-Abrázame.

-Sabes que esto no es real.- dice sin dejar de hacerlo.

-Parece mentira que eso me lo digas tú -dice riendo-. ¿No había un chiflado de esos que estudias tú que decía que los sueños eran otra forma de acercarse a la realidad última y verdadera?

-Sí, como el arte, según Schopenhauer.

-Pues ya está, abrázame y que no se note que estamos soñando.

Y sigue Penny Lane de fondo, dando más credibilidad a mis sueños y dejándonos estar juntos sin que nadie se entere, un ratito más, por lo menos hasta que acabe la canción...




La he puesto en modo repetir.

3 comentarios:

  1. Estaría realmente bien poder decidir cuándo se acaban los sueños... Justo hoy, esta ha sido la canción que ha sonado en mi despertador. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya! Qué coincidencia!! Pues qué buen despertar... jajaja:)

      Eliminar
  2. Los sueños son tan reales como real es el hecho de que soñamos (:

    ResponderEliminar

Venga, no te vayas así. Delira un poco :)