lunes, 29 de abril de 2013

Nieve en abril.

He muerto
y he vuelto
tantas veces
que renacer se hace más fácil que
despertar
sin ti.

He muerto
y me he rehecho
de tantas formas
que ni Heráclito
y su río de constante cambio
pensaron
en mí.

He muerto
y me he deshecho
en tantas gotas
que las lluvias
ya solo saben
a ti.

 He muerto
y he llorado
tantas primaveras
que la nieve
ahora
ya no moja,
solo hiere.

Porque he muerto
y te he añorado
tantas noches
en aquella otra noche,
que creía que el calor
te traería
y que ni siquiera
la brisa de verano
podría llevarte.



La brisa no,
pero igual
tu risa
sí la roba esta nieve de abril.

2 comentarios:

  1. Me dejas fría como la nieve de abril...
    Me ha encantado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay... no... Que esta nieve es mugre... jajajaja. Muchas gracias, Irene:)

      Eliminar

Venga, no te vayas así. Delira un poco :)